La palabra de origen japonés Kaizen se traduce como “cambio para mejorar” o “mejora continua”, y hoy en día se asocia a una de las metodologías para la calidad industrial más relevantes.

Con origen en el Japón industrial de los años 50, nace al amparo de la postguerra de la 2ª Guerra Mundial y está directamente ligada a la evolución de la Toyota Motor Corporation.

La Asociación Española para la Calidad (AEC) indica que la Estrategia Kaizen se puede definir como:

El proceso continuo de análisis de situación para la adopción proactiva de decisiones creativas e innovadoras tendentes a incrementar de manera consistente la competitividad de la empresa mediante la mejora continua de los productos, servicios y procesos.

El concepto de Kaizen como sistema de gestión empresarial parte de la idea de mejora continua que nace de los órganos directivos de la organización, e involucra a todos sus miembros. Bajo esta visión directiva, las mejoras tienen lugar mediante el esfuerzo continuo de los empleados.

Se fundamenta en los siguientes principios:

  • Enfoque al cliente.
  • Trabajo en equipo.
  • Formación del personal.
  • Control de atributos de la Calidad.
  • Decisiones basadas en datos o hechos.
  • Liderazgo efectivo.
  • Responsabilidades y autoridades del personal.

 

 

Fuente. Regulación de la Calidad y Seguridad Industrial, Implantación del Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001 y Herramientas de Calidad para la Mejora Continua . UNIR. 2014.