El GLARE, acrónimo del inglés de GLAss-REinforced, es la unión de varias capas muy finas (como un sandwich) de aluminio, intercaladas con otras de fibra de vidrio pre-impregnadas de resina epoxi.

image0124

Estas capas son alineadas en diferentes direcciones con el fin de entorpecer la propagación de fracturas cuando el material es sometido a esfuerzos.

Las principales ventajas del aluminio GLARE, con respecto al aluminio monolítico, son:

  • Mayor tolerancia a daños, con crecimiento más lento de grietas por fatigadel metal
  • Mayor resistencia a la corrosión
  • Mayor resistencia al fuego
  • Menor peso específico

El desarrollo del GLARE comenzó en 1945 por el fabricante de aviones holandés Fokker.

En 1970, investigadores de la Universidad tecnológica de Delft realizarían los mayores avances en este tipo de materiales, con el desarrollo del ARALL, pero debido a algunas limitaciones estructurales del ARALL para el uso aeronáutico, finalmente las investigaciones concluyeron con el desarrollo del GLARE, patentado en 1987 por la compañía AKZO NOBEL (que en la actualidad, es uno de los fabricantes líder de pinturas para lacado de aluminio).

T05483

Más tarde, la NASA mostraría interés en el fortalecimiento de las piezas de metal con materiales compuestos, como parte del programa del transbordador espacial, naciendo así el concepto de los materiales laminados de fibra de metal (FML)

Actualmente el GLARE es considerado uno de los mejores materiales FML. Recientemente certificado por parte de la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) para ser utilizado en aeronaves civiles, como en el avión comercial Airbus A380, del cual es elemento principal del fuselaje.